GACETILLA DEL DESENLACE DE ALLEN FRANCIS GARDINER CAPÍTULO III

1Gardiner 3

El tiempo de estos hombres se encuentra limitado al alimento que puedan llegar a conseguir a pesar de las provisiones que llevan consigo. Desde la partida del “Reina de los Océanos” todo ha ido de mal en peor. El encuentro con Jimmy Button no ha sido posible, la comunicación con el indio es nula y el clima no pasa desapercibido, la expectativa de pesca ha recibido un duro revés. La idea del intercambio de objetos por pescado, nuevamente (*) ha causado un gran incremento de indígenas en la zona, carentes de sentido de propiedad quieren llevarse todo lo que pueden, es difícil no recurrir a la fuerza para alejarlos de la embarcación.
Toman la decisión de cruzar el canal de Beagle en busca de refugio. Aquellos hombres que venían en busca del indio terminan escapando del mismo. El intento por cruzar el canal fue desbastador, una tormenta los tiene a mal traer, y ninguno de los dos barcos lo logra. En aquel intento no sólo continuó deteriorándose el Pioneer sino que pierden ambos chinchorros. De ahora en más deberán meterse al agua helada para abordar las embarcaciones. La ausencia de los pequeños botes suplementarios se hará notar, ya que el Speedwell y el Pioneer son demasiado pesados como para acercarlos a tierra firme.
La situación era cada vez más precaria. Previendo el inconveniente con el Pioneer, deciden no arriesgar lo más preciado que tenían en ese momento: el alimento. Fondean parte de las provisiones en lo más profundo de la ensenada Banner. Una vez tomada esta precaución, ya a fines de Enero, aprovechando una “ventana” de buen clima, logran navegar por el Canal de Beagle rumbo a la Bahía Aguirre.
Gardiner tenía el conocimiento de la existencia de dicha bahía. Siendo una decisión de doble filo, deciden aventurarse a la misma. La soledad y el reparo que brinda la bahía puede que los libre del acoso de los indígenas, pero el hecho de alejarse del canal los despoja de cualquier posibilidad de auxilio. Los misioneros logran arribar a la Bahía Aguirre después de tres largos días de navegación, recorriendo un poco más de cuarenta millas náuticas. Ahora estos siete misioneros, cautivos de sus propias decisiones permanecerán solos, completamente solos…

(*) Referencia al intercambio hecho por Fitz Roy con los fueguinos en 1830.

Latitud 55 Sur

Fuente: “El Último Confín De La Tierra”, por Lucas Bridges
“The Story of Commander Allen Gardiner, R.N with Sketches of Missionary Work in South America ” por John W. Marsh, M.A y W.H. Stirling, D.D

Deja un comentario